Autor Tema: Paladar blando o elongado y Narinas estrechas  (Leído 5324 veces)

Desconectado AnaLux en: Enero 18, 2009, 04:50:09 pm

  • Cria y Alta Selección del Boston Terrier
  • Socio CEBT
  • Usuario Héroe
  • *
  • Mensajes: 2779
  • Karma: +30/-0
  • Sexo: Femenino
    • Cria y alta selección familiar de Boston Terrier y Bulldog Inglés



Cuando, debido a la estrechez de las fosas nasales, paladar blando demasiado largo o por una combinación de ambos, se produce una obstrucción crónica, el incremento de esfuerzo necesario para que el aire penetre por las vías respiratorias produce mas tensión en la laringe, causando a su vez mas estrechamiento.

Los tres principales efectos de esto son:

1. Los ventrículos laringeos (sáculos lanríngeos) tiran para adentro. Estas pequeñas protuberancias de la membrana que cubre la laringe se encuentran justo por encima de las cuerdas vocales. Una obstrucción crónica de las vías respiratorias hace que éstas membranas se vuelvan hacia dentro en vez de salir para afuera, obstruyendo parcialmente la glotis, y empeorando así una situación ya delicada. Los sáculos invertidos no solo son el resultado de una obstrucción crónica, sino que también agravan la situación.

2. La tensión crónica en las vías respiratorias, tirando hacia adentro de las paredes laringeas, puede estorbar y hasta colapsar la laringe, lo que produce mas obstrucción e implica aun mas esfuerzo para respirar. Lo mismo ocurre en el paladar, donde las turbulencias y vibraciones producidas dan como resultado inflamación e irritación de la laringe, empeorando aun mas la situación.

3. La traquea en los perros braquicefálicos puede estar menos desarrollada (hipoplástica) y puede representar otro obstáculo para la respiración. Si la traquea es ya muy estrecha (estenótica) no solo contribuye a la obstrucción respiratoria, también hace mas probable un colapso. Un colapso parcial de la laringe o la traquea, necesita de un esfuerzo respiratorio aun mayor, lo cual también produce tensión y sobrecalentamiento.

Cualquiera de los problemas mencionados, o una combinación de ellos, puede estar presente, durante algún tiempo, sin que el dueño sea consciente del empeoramiento paulatino de la respiración debido al circulo vicioso de: obstrucción > cambios en las vías respiratorias > mas obstrucción.
Si mas tarde, de forma inesperada, el perro coge una infección respiratoria que le causa una inflamación, o se excita demasiado por causa del calor, o por hacer unos ejercicios demasiado fuertes, puede ocurrir que el colapso parcial de la laringe o de la traquea se convierta en un colapso total; o también, los saculos invertidos o el paladar blando pueden cerrar la glotis. Todo esto da como resultado la asfixia... que, a menos que el propietario del perro hubiera estado alertado del problema en las vias respiratorias, se podría catalogar como "muerte súbita debido a un fallo cardiaco"

¿Que se puede hacer?

Hay dos asuntos a tener en cuenta: la vida y salud de cada perro, y la vida y salud de la raza.
Primero consideramos al individuo. Solo una parte de las vías respiratorias puede ser evaluada sin anestesia: las fosas nasales. No hay forma de examinar el paladar blando o la laringe de un Frenchie despierto. Así que el dueño tiene el deber de observar a su perro con gran detenimiento.

¿Son las fosas nasales demasiado estrechas? ¿ Puedes ver y oír como interfieren en la respiración?
¿Hace muchos ruidos con la boca y con la garganta? ? Ronca mucho? (Ya se que esto casi forma parte del estándar)
¿Vomita espuma sin razón aparente?
¿Tiene problemas de respiración hasta en tiempo fresco o con un mínimo esfuerzo?
¿Tiene tendencia a sobrecalentarse, hasta cuando no hace calor?

Si la respuesta es "si" a una, o mas de las preguntas, puede que tu BT necesita una evaluación mas detallada, hasta puede llegar a ser necesaria una intervención quirurjica. Una advertencia: ¡las técnicas para tratar éste síndrome no son sencillas! Si tu veterinario tiene mucha experiencia con el síndrome braquicefálico puede que sea perfectamente capaz de tratar a tu Frenchie. Sino, debes considerar llevarle a un sitio donde haya unas instalaciones mas modernas y especialistas en técnicas de cirugía, anestesia y cuidados intensivos postoperatorios.

Si eso no es posible, habla con dueños de BT y pregunta quien suele tratar las vías respiratorias de sus perros. Muchos veterinarios saben que no tienen experiencia suficiente con perros braquicefáicos y te pondrán en contacto con algún colega que sí la tiene. Todo dueño de un BT debe mantener una buena relación con su veterinario, así puede hablar con franqueza sobre como tratar mejor a su perro, incluso si eso implica dirigirse a otro veterinario.

Si parece que hay problemas graves con las vías respiratorias el veterinario tendrá que anestesiar al perro si quiere evaluar el alcance del problema. Para ello una anestesia breve puede ser suficiente, pero si el examen muestra que la cirugía es necesaria, la anestesia puede prolongarse y la intervención se puede hacer en el acto. La anestesia es siempre un riesgo para un Frenchy, y mas cuando hay problemas de respiración, así que cuando menos se utilice, mejor.

Si el perro tiene las fosas nasales estenóticas o el paladar blando elongado, o los sáculos de la laringe invertidos, todo debería ser corregido a la vez. Hay que tener en cuenta que la intervención en la nariz cambiara el aspecto del perro un poco, lo cual puede suponer un dilema si es un perro que compite en exposiciones. Sin embargo, si las fosas nasales son la causa principal de la obstrucción de las vías respiratorias, simplemente acortar el paladar o quitar los saculos puede ser insuficiente, dado que las vías respiratorias dependen en gran parte de su abertura al exterior. Si no vas a mostrar el perro, un cambio menor en el aspecto de la nariz no es un precio demasiado alto para tener un Boston Terrier saludable.




Si la obstrucción es debida en gran parte a una abertura nasal demasiado estrecha, quitar una cuña del tejido de la parte superior o lateral de la nariz (A) puede ser suficiente para corregir el problema. Si la obstrucción es de mayor grado y una sección en forma de cuña no sería suficiente, puede ser necesaria la amputación del cartílago lateral (B).

El acortamiento del paladar (estafilectomía) implica unas precauciones especiales por parte del veterinario, porque tiene que mantener abiertas las vías respiratorias durante y después de la intervención. Primero, por supuesto, hay que utilizar un tubo endotraqueal lo suficientemente pequeño para permitir que el veterinario pueda trabajar con la faringe y la laringe, pero lo suficientemente grande para permitir un flujo adecuado del aire.

Cualquier manipulación de la laringe puede provocar una inflamación tan severa que llegue a bloquear las vías respiratorias. Así que un antinflamatorio fuerte pero de corta duración es indicado para combatir la inflamación durante la intervención. Después, un antinflamatorio de larga duración es necesario para combatir cualquier inflamación que se presente. El perro debe de permanecer sedado y en ayunas durante 24 horas después de la intervención; para evitar la deshidratación será mantenido con suero por vía intravenosa. Un medicamento que reduce la producción de saliva será necesario para evitar problemas de asfixia.

El tubo endotraqueal no se debe quitar hasta que el perro se haya recuperado del todo de los efectos de la anestesia; y el paciente debe reposar sobre su barriga para evitar que la lengua se relaje y así bloquee la garganta. Después de la intervención es necesario mantener al perro bajo una observación minuciosa, preferiblemente por alguien capaz de reponer el tubo y que esté capacitado para hacer una traqueotomía si fuese necesario. (La traqueotomía es una intervención que implica hacer una abertura en la parte anterior de la garganta hasta la traquea, por debajo de la laringe, donde se inserta un tubo).

Cuando se acorta el paladar es importante que el acortamiento sea del tamaño adecuado. Si es demasiado pequeño es posible que la obstrucción de las vías respiratorias continúe. Si es demasiado grande el perro no podrá cerrarlas cuando come, entonces la comida y el agua pueden entrar en los pulmones. Ten en cuenta que no hay una línea visible que indique al veterinario donde debe cortar; si se produce un error es mejor quitar poco que cortar demasiado. Es mucho mas fácil volver a cortar un trocito que intentar alargar el paladar.

La eliminación de los sáculos de la laringe es una intervención breve; se suele hacer junto con las dos intervenciones mencionadas arriba, e implica recortar los saculos bien con una tijera o con un lacito de alambre fino. No suele provocar sangre y es mucho mas sencillo que el acortamiento del paladar. Si las fosas nasales y el paladar son intervenidos a tiempo es posible que no haga falta tratar los sáculos, si no han sido invertidos todavía, pues la corrección de los otros problemas puede evitar que esto ocurra.

Si las fosas nasales estenoticas y/o la elongacion del paladar han provocado un colapso parcial de la laringe, es posible que la intervención del paladar, fosas nasales o los sáculos prevenga un colapso mas grave de la traquea. Existen varias tipos de colapso de la laringe, y aunque algunas intervenciones pueden ayudar en algunos casos, son muy complicadas, el éxito no está garantizado, y suelen ser el último recurso. Algunos veterinarios recomiendan la traqueostomía (una abertura permanente a traves de la parte anterior de la garganta a la traquea) como tratamiento preferido para un colapso agudo. Suponemos que los dueños de los Boston Terrier, una vez conscientes del problema, ya lo habrán tratado antes de que ocurra un colapso agudo.

Una sugerencia mas: no es aconsejable utilizar ningún tipo de collar si el perro tiene problemas con las vías respiratorias evitando así una presión innecesario en la traquea. Puede que el perro tenga el cuello como un toro, pero eso oculta unas vías respiratorias muy frágiles, así que es mejor usar un arnés. También ha sido demostrado que un arnés puede ser útil para entrenar a un perro en obediencia.

¿Y que pasa con el síndrome braquicefálico cuando se trata de la raza en general?

La raíz del problema se encuentra en la cara chata. Algunos estudios sobre la genética de la raza indican que el gen que controla la longitud del paladar blando y el gen que controla la longitud del cráneo son diferentes, siendo así que el paladar alargado es una reliquia de sus antepasados menos chatos.


Si los criadores empezaran a acumular datos sobre la elongación del paladar en sus líneas a través de varias familias y generaciones, el comité para la genética de la raza (FBDCA Genetics Committee) podría descubrir si es un problema con solución (o por lo menos que se puede aliviar) a través de una crianza selectiva.

El problema es que la diagnosis del síndrome braquicefálico necesita anestesia. ¿Por que no sugerir al veterinario que si el perro tiene que estar bajo anestesia por cualquier otra razón (por ejemplo, una cesárea, o investigación de grado menor, etc.) examine el paladar y la laringe a la vez? Así es posible detectar a tiempo un problema, hasta ahora insospechado, y prevenir un colapso grave de la laringe. También serviría para acumular datos sobre la incidencia real de problemas en las vías respiratorias, tanto en nuestras líneas particulares como también en la raza en general.

Si opinas que un BT con problemas en las vías respiratorias tiene muchas características excelentes y es apto para criar a pesar de esos problemas, hay que asegurarse de que el otro perro/a tenga las vías respiratorias en muy buenas condiciones.

La calidad de vida de un perro sea la raza que sea depende en gran parte de su buena respiración.


Extraído de “Healthy Frenchies: an Owner´s Manual”. Publicado por ArDesign. USA.1998


Analux


Luxury Dog's Cria y Alta Selección de Boston Terrier